titular noticias
foto  

Ley 11/2013, de 26 de julio, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo.

02/08/2013

En relación al Impuesto sobre Sociedades, se establece un tipo de gravamen del 15% para los primeros 300.000 euros de base imponible, y del 20% para el exceso sobre dicho importe, aplicable el primer período impositivo en que la base imponible de las entidades resulte positiva y en el período impositivo siguiente a éste.
En comparación con el Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo, se especifica que esta escala también resultará aplicable en el caso de cooperativas de nueva creación, tanto respecto de los resultados cooperativos como extracooperativos.
Sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, se establece una nueva reducción del 20% sobre los rendimientos netos de la actividad económica obtenidos por los contribuyentes que hubieran iniciado el ejercicio de una actividad económica, aplicable en el primer período impositivo en que el rendimiento neto resulte positivo y en el período impositivo siguiente a éste.
También se suprime el límite actualmente aplicable a la exención de las prestaciones por desempleo en la modalidad de pago único.
Por otra parte, la morosidad en el pago de deudas contractuales entre empresas y los plazos de pago vienen siendo objeto de especial atención por los efectos negativos que, tanto esa morosidad como unos plazos de pago excesivamente largos, tienen sobre el empleo, la competitividad y la propia supervivencia de las empresas.
Entre las modificaciones que se realizan se encuentra la simplificación de los plazos de pago. Se reforma también el tipo legal de interés de demora que el deudor estará obligado a pagar. En la indemnización por costes de cobro se prevé que, en todo caso, se ha de abonar al acreedor una cantidad fija de 40?, que se añadirá a la que resulte de la reclamación que se sigue correspondiendo por los gastos en que se incurrió para conseguir el cobro de la cantidad adeudada. Además, desaparece el límite de esta indemnización. Otra novedad consiste, precisamente, en la inclusión entre las cláusulas abusivas y, por tanto nulas, sobre condiciones generales de la contratación, las que excluyan la indemnización por costes de cobro.

volver